SmartCity PMP

smartpmp

English Version

Estimado amigo Jefe de Proyecto. Imagina que mañana te encargasen gestionar un proyecto de SmartCity. Supongo que alguna duda sobre este tipo de proyectos si que te surgen. Aquí te cuento algunas cosas que he aprendido durante los dos años y mi visión sobre la necesidad de aplicar la metodología del PMBOK, y de que tu mismo te formes como PMP y la apliques de la mejor manera posible.

Pero antes…  hablemos sobre proyectos de smartcities…

Algunas ciudades proyectan sus smartcities desde la estrategia, otras afrontan estos retos desde la táctica. Qué opción da mejores resultados no es objeto de este post, en cualquier caso, aunque el tiempo me dará o me quitará la razón, desde mi humilde punto de vista, es la estrategia la que debe regir un proyecto de SmartCity, en general, y en particular, en ciudades de gran tamaño, con una complejidad elevada en la logística y la prestación de sus servicios municipales. Los proyectos de SmartCity deben ser proyectos _de ciudad_, nunca proyectos sólamente tecnológicos.

Por otra parte, en general, se podría hablar de dos maneras distintas de abordar este tipo de proyectos de transformación. Algunas ciudades, abordan el proceso de (si se me permite el término) “smartización”, de forma vertical, es decir, servicio a servicio, con múltiples soluciones, que en muchos casos resuelven los mismos problemas una y otra vez, con las ineficiencias que eso puede suponer  y otras de forma horizontal, es decir, a través de una plataforma. La primera, puede ofrecer resultados a corto plazo, pero hace complicado crear sinergias entre los distintos servicios y relacionar la información de los mismos para poder tomar decisiones inteligentes sobre lo que ocurre en la ciudad. Esto sin embargo es posible empleando plataformas horizontales que precisamente abordan el proceso de integración y transformación de los servicios, de forma horizontal. Eso si… no todos a la vez…  lleva su tiempo, recursos, planificación,…

Adicionalmente apunto que algunos analistas creen que las ciudades que apuestan por esta segunda opción funcionan mejor (ver la “Research Note” de Machina Research “Smart cities work best when supported by a central platform solution“).

En particular, en los proyectos de SmartCity, los retos son muchos, los stakeholders son muchos, con muy distintos intereses, cada servicio municipal tiene sus características y su complejidad, unos más que otros, pero cada uno distinto al otro.

Otra de las complejidades de estos proyectos, desde mi punto de vista, es que, aunque parece que todo es posible, lo primero es poder obtener la información de la forma más automática y sencilla (con las menores transformaciones necesarias) posible. Esto que puede parecer algo sencillo hoy en día, no lo es tanto. Un Ayuntamiento, dispone de sistemas de información muy diversos, evito expresar aquí dicha diversidad, pero el lector se lo puede, sin duda, imaginar….

¡ Ésto en Ayuntamientos con medios!. En otros con menos recursos puede que el proceso de “smartización” empieze por digitalizar ciertas partes de la información municipal. Sin esto, la información, muchas cosas no son posibles. De cajón…  pero creo de veras que no está mal recordarlo.

Otro reto es acompasar el proyecto con la oportunidad de transformar un determinado servicio municipal. Esto es complicado por el simple hecho de que los servicios municipales en muchas ocasiones se licitan publicamente, muchas veces, con contratos que duran incluso 10 o 15 años, lo que obliga a aguzar el ingenio y la imaginación para transformar dichos servicios sin esperar a su nueva licitación para hacerlo dentro del nuevo contrato.

Pensaréis que para que cuento todo esto…  bueno, pues porque en cualquier caso, especialmente en el caso de Smart Cities basadas en plataformas de ciudad, es complicado gestionar ese mencionado proceso de “smartización”. Las cosas se pueden poner muy feas si no se sigue alguna metodología de gestión de proyectos. Lo que justifica la aplicación, en especial, desde mi punto de vista, de PMBOK (Ver http://www.pmi.org/ ).

¿Por qué?. Bueno, pues porque PMBOK recoge y describe todos los procesos que pueden ser necesarios para la gestión de proyectos de una complejidad elevada. Más aún, un proyecto de SmartCity puede, y de hecho tiende, a convertirse realmente en un portfolio de proyectos, lo que también soporta la metodología, con certificaciones profesionales que avalan su conocimiento (como PfMP, Portfolio Management Professional).

En cualquier caso, como con cualquier certificación, “el hábito no hace al monje”, al final, siempre se presentarán retos que no los resuelve la metodología que uno aplique por muy buena que esta sea, sino por la experiencia y pericia del PMP (i.e. la persona, el/la profesional) que deba afrontarlos.

Evidentemente, disponer de gestores de proyectos cualificados y certificados en la metodología PMP, es algo recomendado a la hora de abordar este tipo de proyectos complejos. Por supuesto no sólo es recomendable aplicar la metodología PMP. En los aspectos de integraciones de información de los distintos servicios, es muy conveniente aplicar metodologías ágiles para poder reducir los tiempos de implantación a medida que se avanza en el proyecto. De otra manera, serìa inabordable.

 

 

Advertisements

One thought on “SmartCity PMP

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s